theme/images/CPR_CABEZAL_1_1.png
PAISAJE SONORO

Ambientes, ruidos y concentración

Análisis sobre los sonidos (y ruidos) de fondo ofrecidos en Internet para concentrarnos, relajarnos o dormir.


Ambiente Bar

La concentración, los espacios de trabajo, los momentos para hacerlo. Las costumbres, los hábitos, los mecanismos. El trabajo freelance, el trabajo en casa, los tiempos postposmodernos. Todo esto, y más, rodea a esta especie de moda que vamos a analizar, conociendo algunos ejemplos, desarrollando algunas teorías a medias al respecto, probando la experiencia de utilización.

El sonido ambiente de fondo para trabajar. Ese es el tema de este artículo. Hay variedad de ofertas en Internet con sonidos de cafetería, ruido blanco o ambientes varios de la naturaleza, sean grabados in situ o confeccionados por un editor de sonido.

La concentración, esa gran amiga (y enemiga) del trabajo cotidiano, sea en la oficina o en nuestra “oficina en casa”. Con la concentración de nuestro lado, podemos desarrollar nuestras tareas más rápido, mejor resueltas y sentirnos muy bien al finalizar el día. Sin la concentración: navegaremos un frondoso mar de dudas, perderemos tiempo y sobre todo energías, sintiendo al final del día una insatisfacción importante. Y para solucionar esto aparece la oferta de sonidos de ambientes diversos para enfocarnos en nuestro trabajo ¿puede que escuchando un sonido de fondo, nos concentremos más? Es la hipótesis en las que se basan los diversos sitios web que ofrecen el servicio, gratuitamente. Es la práctica de las personas que los usan y su experiencia positiva. “Ese ruido de fondo me ayuda a concentrarme” dirán si bien no es ruido (¿o sí lo es?).

En este panorama, parece no quedar lugar para el silencio: ¿es que tememos simplemente a “no escuchar nada”? ¿qué nos pasaría si trabajamos en y con silencio? Estamos como inmersos en una cultura del ruido, que parece impedirnos pensar en transitar momentos donde no suene nada…

Desde la experiencia cercana a la radio, en tareas de edición de sonido cotidianas o no tanto, usando nuestros oídos de muchas maneras en el trabajo diario, tal vez como pocas personas lo hacen en sus profesiones, la escucha de un sonido ambiente de fondo puede no ser la mejor herramienta para nuestras oficinas. ¿Pero pasa lo mismo cuando trabajamos en casa? ¿O es imposible si trabajamos por ejemplo con auriculares? ¿Y qué nos ocurre cuando habitamos el silencio? Ni pensar cuando trabajamos con él…

También la experiencia de trabajos freelance, muchas veces en días y horarios no habituales (fines de semana, feriados, madrugadas, etc.), muchas veces trabajando desde casa, nos lleva a pensar y repensar sobre nuestras prácticas laborales cotidianas quizás por encima del promedio. Y cuando la desconcentración gana y empezamos a perder el tiempo, podemos recurrir a cualquier cosa para hacerlo. Buscando relajar, buscando volver a concentrarnos, buscando simplemente una idea, o lisa y llanamente: perdiendo el tiempo. Que luego recuperaremos o no. Depende.

Y aparecen aquí entonces, los traemos a la mesa, los sonidos o ruidos de fondo “para concentrarnos”. Nadie que trabaje realmente en un bar, buscará por ejemplo que ese sonido se duplique en sus oídos. Pero sí cuando estamos en casa, con la costumbre de haber trabajado en muchos bares, de la ciudad o de la universidad por ejemplo, y necesitamos ese sonido que nos ponga en sintonía, que nos enfoque. O tal vez busquemos algún sonido relajante, cíclico, natural: la lluvia cayendo, el viento soplando, las olas del mar llegando a la playa. Toda esta variedad, y más, está disponible en varias páginas web con el mismo objetivo: concentración, enfoque, relax. Son tres cosas muy distintas, pero aquí el uso define los sonidos compartidos. Y con simplemente dar play, escucharemos un loop interminable de olas, vientos o lluvias.

También en YouTube hay cientos y cientos de sonidos, segmentados, seleccionados, categorizados. Algunos con imagen de video, otros simplemente como registro sonoro: otra vez la lluvia cayendo, o montones de fuegos ardiendo en hogares con leños, nuevamente las olas del mar, y también paisajes sonoros de sitios específicos. Horas y horas de sonidos, para relajarnos o concentrarnos. ¿Por qué cosas tan diferentes aparecen juntas? Seguramente es por el uso… ¿o es la concentración un estado de relajación productiva? Les dejamos estas preguntas a los especialistas, mejor.
Ruido Blanco

Otra vertiente de los sonidos de fondo para escuchar en forma cíclica con fines determinados, son los ruidos: ruido blanco, ruido rosa, azul, violeta, etc. ¿Por qué un ruido de un determinado puede ayudarnos a concentrarnos o incluso a dormir mejor? Un ruido es una señal aleatoria inherente en todos los componentes físicos (sin meternos mucho más en la definición técnica, se puede ver más aquí). El ruido blanco, por ejemplo, es ese que escuchábamos cuando un televisor estaba sin señal de antena. Hoy los tiempos cambiaron y ya no aparece tanto en la era digital. Pero en general los recordamos (y si no, vale ver el ejemplo). Ese ruido blanco, por ser aleatorio, constante, uniforme, hace que nuestros oídos no se concentren en cambios, en sonidos repentinos, y generan lo que podríamos llamar un “colchón sonoro” que nos permite ya sea concentrarnos en una tarea específica, como dormir sin sobresaltos. A algunas personas les resulta útil la escucha de un ruido de fondo constante y a otras no.

Como autor de esta nota, acostumbrado a usar mis oídos en la labor cotidiana de escucha, edición y demás tareas auditivas, me aterra la idea de dormir escuchando un ruido, por más que pueda sobresaltarme cualquier cosa que ocurra fuera de la ventana de mi habitación, sean sonidos de autos, bocinas o aves cantando por la mañana. Lo que no quita que haya experimentado tanto con los sonidos ambientes de fondo (lluvias, vientos, mares) como con los ruidos (blanco, rosa) para distintas cuestiones referidas a la concentración y el trabajo en la oficina doméstica. Cada persona puede hacer su experiencia y recurrir a los sonidos, o la ausencia de ellos, que le resulte atractiva, agradable o productiva, o las tres cosas juntas: ¡es un mundo de posibilidades sonoras! Y celebramos nuevamente, magia de la internet mediante, tener todas estas herramientas disponibles, para que el sonido siga estando siempre bien presente, siempre que no optemos por el silencio…

Última modificación: 17 de julio de 2017 a las 11:33

Hay 0 comentarios

captcha