theme/images/CPR_CABEZAL_1_1.png
NARRATIVAS RADIOFÓNICAS · 30/07/2017

Los cuatro jinetes de la innovación radiofónica

Debemos reflexionar sobre la innovación y la creatividad radiofónicas. Proponemos pensar en cuatro lugares done hacerlo en la práctica cotidiana.


Los cuatro jinetes

Pensamos en una radio fresca, nueva, atractiva. Debemos reflexionar sobre la innovación y la creatividad. Proponemos pensar en cuatro lugares done hacerlo en la práctica cotidiana. Comprender en cuál de ellos estamos actuando y proyectar en cuáles de ellos queremos actuar nos puede servir como una herramienta para lograr mejores contenidos y resultados más cercanos al esperado.

La innovación creativa de la radio puede intervenir sobre:

1. Temas y enfoques

El tema del cual trate nuestro contenido puede intentar ser original, algo no muy escuchado ya. Asimismo, puede hablarse de un tema convencional o muy presente en los medios, pero desde un enfoque alternativo, desde otro punto de vista. La pregunta metodológica aquí sería: voy a contar algo; ¿qué tema puede resultar original y poco desarrollado? ¿Qué enfoque puede resultar menos repetido?

2. Géneros

Una vez que tenemos nuestro tema, nos embarcaremos en el género con el cual lo narraremos. Consideremos géneros en desuso o poco utilizados, como las diversas formas del radiodrama, el radioarte, el documental sonoro. Además, ¿todo debe ser tratado con solemnidad? Tengamos en cuenta al humor. Tampoco le tengamos miedo a la hibridación de géneros: ¿que esto no es radiodrama? ¿que aquello no puede llamarse documental sonoro? ¿Importa realmente que no pueda encuadrarse limpiamente en un género o importa que sea original y atractivo? Un documental con ficción, un radiodrama con audios de archivo, un collage sonoro, un radiofilm. La pregunta metodológica aquí podría ser: quiero hablar de determinado tema, ¿lo haré con un informe, un micro o una entrevista o puedo pensar más allá de eso? ¿Qué necesita mi tema para ser narrado de forma atractiva? ¿Cómo puedo hablar desde un lugar poco utilizado?

3. Formatos

Aquí hablamos de la estructura del contenido. Tenemos un tema, y un género para contarlo. Podemos pensar en formas alternativas de presentarlo. Un contenido de 15 segundos, una pieza de 4 horas, una misma trama contada en tres duraciones distintas para tres usos distintos (radio, Internet y smartphone). Hacerlo unitario, en capítulos, miniserie. Un contenido que remita a salirnos de la radio para complementarlo: visitamos la web, al audiodivusal, las redes sociales, desde nuestro contenido radiofónico. La pregunta metodológica puede ser: ¿Puedo contar esto mismo con otra duración y otra estructura? ¿Para qué me serviría tenerlo en distintos formatos?

4. Estilos

Por último, el más subjetivo. Cómo contar lo que quiero contar. Encontrar nuestro modo propio, nuestro estilo, salirnos de lo que debe ser, no usar las mismas sonoridades que escuchamos hasta el hartazgo en la radio. E intentar alcanzar la calidad. Podemos tener el tema más original, el género más híbrido, el formato más innovador, y hacer la pieza radiofónica más aburrida y fea. Entrenemos la escucha crítica, la sutileza sonora, encontremos el ritmo y la musicalidad a nuestras narrativas, cuidemos en lo posible la calidad del audio, pensemos bien la música a usar, las voces a emplear, el tipo de palabras que usaremos, el equilibrio estético de nuestra obra. ¿Puedo pensar en elementos distintivos como el ruido, el error, un contenido sin palabras, o uno sin música, o uno que empiece por el final? Si bien sobre gustos no hay nada escrito, suele gustar más un cuadro de Picasso que un garabato mío. La pregunta metodológica será: ¿Puedo hacer esto mismo de otro modo? ¿Suena lindo lo que hice? ¿Me gusta lo que escucho? ¿Me resulta original?

La radio está viva y sigue teniendo potencialidad de crecimiento. Está en nosotros proponer contenidos atractivos y pensar estratégicamente en la producción radiofónica como la garantía de supervivencia del medio.

Última modificación: 31 de julio de 2017 a las 12:17

Hay 0 comentarios

captcha