El fenómeno de las radios municipales

Un primer acercamiento a las emisoras estatales de carácter local cuya reserva de espectro se encuentra garantizada.

Ya ha pasado mucha agua por debajo del puente desde la sanción de la ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, de manera que mucho se ha dicho, investigado, estudiado y realizado en torno a esta ley desde organizaciones, investigadores e incluso desde el Estado mismo (sobre todo desde el 2015). Sin embargo, la ley todavía funciona como puntapié para preguntarse algunas cuestiones en relación con la comunicación y la democratización de la palabra.

Haciendo foco en el artículo 89° sobre las reservas en la administración del espectro radioeléctrico, nos encontramos con que el inciso c) establece que la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación (AFSCA) debe reservar una frecuencia de radiodifusión sonora por FM para cada Estado Municipal. Aclaremos que el Decreto presidencial 267/2015, en su artículo 2° le otorga al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) todas las facultades, competencias y funciones que poseía el AFSCA, por lo que la aplicación de la ley no queda(ría) acéfala. Esta reserva de espectro nos ha llevado a preguntarnos en qué consiste esta figura de radio municipal y en qué instancia de su desarrollo se encuentra en las distintas partes de nuestro país.

Como primer acercamiento realizamos un pedido de información que arrojó datos bastante relevantes, al menos para nuestros conocimientos. Según datos oficiales del ENACOM, a 2017 se han dado 1156 otorgamientos a distintos municipios bajo las denominaciones de “Adjudicación”, “Autorización”, “Habilitación” y “Asignación”.

Grafico

El gráfico, basado en la información del ENACOM, comienza con el caso de la radio municipal de Alvear, provincia de Corrientes. A través de un decreto, se le adjudicaba la frecuencia 1430 de AM en el año 1964, tres años después de su fundación. En la década del noventa esta radio comenzó a transmitir a través de la 830 de AM, frecuencia en la que continúa emitiendo hasta el día de hoy.

Siguiendo con los datos, se establece una cronología discontinua a partir del año 1964 en donde, hasta el año 1998, aparecen únicamente las figuras de  adjudicación y asignación. En ese mismo año, el decreto 1272 le otorgaba la habilitación a la Municipalidad de La Plata en la frecuencia 103.5 de la FM. Sin embargo, verificando el decreto en cuestión, se da cuenta de un error en el otorgamiento, ya que el mismo corresponde a una autorización de instalación y no a una habilitación técnica. Este tipo de errores indican que deberían verificarse todos los otorgamientos, al menos para obtener un gráfico más preciso.

¿Qué implican estas categorías?

La primera instancia del trayecto para la transmisión de la radio municipal corresponde a la asignación de frecuencia, a efectos de la instalación y la puesta en funcionamiento de la estación. Esta instancia es provisoria y según las resoluciones que la determina, pueden sufrir modificaciones por requerimientos de elaboración del plan técnico. Asimismo, establece los parámetros técnicos (canal, frecuencia, potencia de emisión y la altura de la antena transmisora) que luego serán confirmados o modificados. Finalmente, previo al inicio de las emisiones, el municipio deberá realizar una presentación que especifique el lugar de emplazamiento de la planta y la propuesta comunicacional de la transmisión. Esta última consiste en definir los objetivos de la emisora y los contenidos característicos de la programación.

El segundo paso implica obtener la autorización para la instalación, el funcionamiento y la explotación de una estación de radiodifusión. Esta instancia confirma la factibilidad de asignar los parámetros técnicos definidos previamente en la asignación y se otorga por el plazo de un año, con posibilidad de ser renovada por solicitud. Por último, a partir del momento en que se dicta la resolución, comienza a correr el plazo de 180 días para presentar el anteproyecto técnico de la estación, para concretar la habilitación de las instalaciones.

El último paso es la habilitación técnica de las instalaciones. Se ésta manera se establece que el autorizado ha presentado la documentación técnica definitiva y se encuentra aprobada por un certificado de inspección emitido por el Consejo Profesional de Ingeniería de Telecomunicaciones, Electrónica y Computación (COPITEC). Ya con las instalaciones habilitadas técnicamente, se le asigna al municipio una señal distintiva.

Siguiendo con los datos enviados por el ENACOM figura el año 2011 con un pico de otorgamientos, un tanto llamativo en términos cuantitativos comparado con el resto de los años: Mediante 27 resoluciones, el AFSCA otorgaba, en pos de estimular la pluralidad, un grueso de asignaciones y autorizaciones de frecuencias a distintos municipios en todo el país. Por ejemplo, las resoluciones 320/2011; 322/2011 y 323/2011 asignaban una frecuencia a cada uno de los municipios de las provincias de Catamarca, Buenos Aires y La Pampa, respectivamente.

En 2011 se otorgaron 235 asignaciones de frecuencias, 778 autorizaciones de emisión y 3 habilitaciones técnicas.

En este año se otorgaron 235 asignaciones de frecuencias, 778 autorizaciones de emisión y 3 habilitaciones técnicas. Además, la información del ENACOM indica que ese mismo año se otorgaron 19 adjudicaciones, lo que resulta al menos llamativo, considerando que estamos ante radios de carácter estatal y no del sector privado que requieran una licencia para sus emisiones: esto corresponde a otra falta de precisión en la denominación del otorgamiento de las frecuencias por parte del ENACOM, ya que estas corresponden a autorizaciones según las resoluciones que el ente mismo cita.

A partir del 2015, considerando el cambio de gobierno y la ya mencionada disolución del AFSCA y la creación del ENACOM, se registran 1 autorización y 1 habilitación en diciembre de ese año, 22 autorizaciones y 6 autorizaciones en el 2016 y finalmente 9 autorizaciones, 8 habilitaciones (considerando que la adjudicación que figura ese año, corresponde a la autorización de emisión a la Municipalidad de Estancia Grande, Provincia de Entre Ríos).

Queda por evaluar, quizás la parte más importante de este acercamiento, cuáles de estos otorgamientos se hicieron efectivos en emisiones y sus respectivas características.

El fenómeno de las radios municipales

También te puede interesar...

Unos pensamientos

  1. Hay varios temas respecto de la radios municipales. Por un lado los contenidos emitidos deben diferenciarse de las radios comerciales haciendo hincapié por un lado en la actividad municipal en su totalidad pero por otro emitiendo contenidos culturales y finalmente abriendo la radio a todos los sectores de las fuerzas vivas de la localidad (sindicatos, entidades patronales, partidos políticos, asociaciones vecinales, concejales, funcionarios de gobierno y oposición. Lo que precísamente NO DEBE SER es “ser la radio del Intendente”; es decir que sólo sirva para la promoción de su actividad y su grupo político ideológico.

    1. Coincido Faustino. Es interesante pensar a la radio municipal con participación de todos los sectores de la sociedad local, no solo en los contenidos, sino también en la dirección de la radio. Construir un espacio verdaderamente democrático en el éter. Un saludo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.