FM La Cultural

Entrevista con FM La Cultural Cooperativa de Paraná, Entre Ríos.

¿Cómo se financia el proyecto? ¿Cuántas fuentes distintas tienen para sostenerse? ¿Cuáles son?

Por ahora, los ingresos son mínimos y el sostenimiento de la radio es posible gracias a otras actividades de la cooperativa de trabajo (talleres culturales, venta de libros, etc.). También se ha gestionado y obtenido un subsidio del gobierno provincial de $ 30.000 (Pesos Treinta Mil) que permitirá la recuperación del transmisor de 1 KW, y de esa forma darle un mayor alcance territorial y una mejor calidad de transmisión en el espectro de FM local.

¿Qué relación tienen con la audiencia? ¿Hacen mediciones?

No se hace ningún tipo de medición. Por ahora, el vínculo con la audiencia se concreta a través de la web de la radio y de las redes sociales.

¿Planifican tener o tienen un formato tipo Club de Oyentes?¿Cómo funciona? ¿Qué trabas encuentran para implementarlo?

Se está trabajando en una mecánica de sostenimiento colectivo similar al de la experiencia de “Radio Cualquiera”, antecesora de FM La Cultural Radio Cooperativa, basado en aportes económicos mensuales voluntarios por parte de los propios oyentes. Simultáneamente también está en fase de organización un área comercial para posibilitar ingresos por ventas publicitarias, producciones especiales, etc.

La economía de los participantes del proyecto ¿se sostiene exclusivamente por la radio? ¿cobran por las tareas en la radio?

En este momento, solamente los operadores técnicos perciben una retribución económica por sus tareas, pero es un ingreso mínimo y ajustado a las horas de programación en estudio.

¿Se consideran trabajadores-asalariados?

Sí, por eso nos conformamos como una cooperativa de trabajo.

¿Es lo económico determinante para el proyecto? ¿Y cuándo planean encarar algo nuevo? ¿Lo hacen igual y después consiguen el dinero?

Hasta ahora la dinámica ha sido esa, primero encarary después intentar conseguir recursos, con magros resultados económicos. En vistas a esa experiencia, y dada la actual situación de retroceso económico y social, estamos reviendo esa lógica a partir de pensar propuestas que posibiliten al menos su inicio con un apoyo económico mínimo.

El espacio donde está la radio ¿Cómo es? ¿Alquilan o es propio?

La radio funciona en el Centro Cultural La Hendija, y tanto el equipamiento como el uso del espacio fueron cedidos por Fundación La Hendija a la cooperativa de trabajo. No se paga un alquiler fijo, y existe un vínculo muy estrecho entre la Fundación y la cooperativa que permite un intercambio permanente y una búsqueda común para posibilitar el sostenimiento económico de los proyectos.

¿Tienen dentro del equipo de la radio una persona especializada en gestión-administración? ¿Un equipo?

No. Ésa ha sido la principal causa de las dificultades para generar ingresos económicos en la radio. Ningunx de lxs intregrantes de la cooperativa tiene formación ni experiencia en gestión administrativa de medios de comunicación.

¿Tienen publicidad comercial?¿Les genera un ingreso significativo?

Sí, la radio cuenta con publicidad comercial como alternativa de ingresos, si bien hasta la fecha no se ha podido armar una estructura de ventas eficiente, por lo que los ingresos por ese concepto son mínimos.

¿Acceden o accedieron a pauta oficial? ¿Subsidios del Estado?

Hasta el momento no se ha gestionado pauta oficial en ningún estamento del Estado (nacional, provincial ni municipal); sí se han gestionado dos subsidios (uno municipal –con la gestión anterior, del FpV- y otro provincial) que han permitido obtener los recursos necesarios para el acondicionamiento y el equipamiento indispensable para la transmisión analógica y digital de la señal.

¿Percibieron algún condicionamiento estatal al percibir esos fondos?

En ningún caso.

¿Hacen planificación, presupuesto, balance? ¿Cómo lo(s) resuelven?

Se realizan las tareas administrativas que demanda la gestión formal de la cooperativa.

¿Han accedido, o pensado en hacerlo, a proyectos de cooperación internacional?

No.

¿Son estables los integrantes del proyecto de la radio? ¿Fluctúan? ¿Ha sido un problema habitual a lo largo de la historia? ¿Lo es hoy?

Existe un “núcleo” estable de 5 personas, el resto ha fluctuado, y si bien el proyecto de la cooperativa es reciente, esa situación es la reiteración de experiencias colectivas anteriores.

¿Qué relación tienen con el mercado? ¿Y con sectores de la economía popular?

El proyecto de la radio justamente apunta a apartarse de la lógica mercantilista, desde la misma conformación del grupo gestor como cooperativa de trabajo, y uno de los ejes comunicacionales apunta a la difusión, promoción y fortalecimiento de la economía social, solidaria y popular.

¿Contaron con financiamiento en el momento inicial del proyecto? ¿Cómo fue? ¿Y actualmente, a la hora de hacer crecer de la radio?

El subsidio municipal mencionado anteriormente (de $ 73.000), permitió alcanzar las condiciones para iniciar el nuevo proyecto. Con esos fondos, fue posible reacondicionar el espacio físico (estudio y sala de operadores) y parte del equipamiento (consola, micrófonos, instalación eléctrica), adquirir una PC para servidor de transmisión y hacer frente al desarrollo de la página web.

¿Han tenido o tienen ingresos por servicios (edición de piezas, locución, alquiler de estudio de grabación, etc., etc.)? ¿Han ganado premios?

Si bien se han considerado esas alternativas de servicios, hasta hoy no se han generado ingresos por esos conceptos.

“Radio Embudo”, un programa cultural local que el año pasado se emitió de lunes a viernes en el horario de 9,30 a 11,30 fue ternado para los “Premios Éter” en el rubro correspondiente.

¿Cuál es la situación legal y figura administrativa de la radio? ¿Tienen licencia? ¿Qué relación ven entre sostenibilidad económica y estar legales?

La cooperativa presentó en diciembre de 2015, en los últimos días de vigencia de la AFSCA, la solicitud de la asignación de licencia para el 94.3 en el espectro local de frecuencia modulada, en forma simultánea a la renuncia y la baja de esa misma solicitud presentada por Fundación La Hendija, iniciada por esta entidad en el año 2006 bajo la denominación de “Radio Cualquiera”.

La falta de licencia limita las posibilidades de gestionar posibles recursos en aquellas instancias que determinan como condición indispensable la “legalidad” del medio para el acceso a los mismos. En ese sentido, vemos que el actual gobierno nacional, al derogar unilateralmente la Ley de Servicios Audiovisuales y modificar los organismo diseñados en función de la misma, vuelve a imponer un marco legal adecuado a las exigencias de los grandes grupos hegemónicos. O sea, una vez más, “lo legal” vuelve a contraponerse con “lo legítimo”.

¿Han accedido a créditos bancarios? ¿Otra vía de financiamiento no-estatal?

No.

¿Algo que consideren importantes respecto de su experiencia en la sostenibilidad que no les hayamos preguntado y quieran agregar?

A partir de nuestra experiencia en “Radio Cualquiera”, teniendo siempre como ejemplo y brújula los casi 28 años de vida independiente y autogestionada del Centro Cultural La Hendija (inaugurado en 1989, en pleno auge del menemismo), y a pesar de las dificultades que encontramos para avanzar actualmente en el proyecto, nos afirmamos en nuestra decisión de elegir una y otra vez alternativas que prioricen el sentir, el pensar y el hacer colectivo, y que apunten a la idea de una transformación cultural como la única base posible en la construcción de una sociedad más inclusiva, democrática y equitativa, respetuosa del derecho de todas y todos a realizarse individual y comunitariamente en todos los planos de la vida.

FM La Cultural

También te puede interesar...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.