Hacer insalubre la radio pública

Segunda jornada en la Bienal de Radio México 2014.

La segunda jornada de la Bienal Internacional de Radio México 2014 comenzó con la mesa “De la oralidad a la oralitura”, como un espacio intermedio entre la palabra escrita y la palabra hablada, y donde la radio aparece como “espacio de lo sonoro que se entrecruza con las plataformas en las que se escribe como se habla”.

Reflexionaron sobre el valor sonoro y escrito de la palabra y sus relaciones Graciela Martínez, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, Guy Starkley, de la Universidad de Sunderland en Inglaterra, Omar Rincón, de la Universidad de los Andes de Colombia y Enrique Atonal, quien propuso “hacer insalubre la radio pública, que se llene de niños que jueguen con ella”, en el sentido de desordenarla, sacarle la solemnidad, abrirla, como una forma de reencantar a las futuras generaciones y que la radio siga viviendo. Atonal también propuso que la radio juegue más con los formatos, que debemos “hacer un salto de audacia para la supervivencia de la radio” y promover cosas nuevas y refrescantes como “la creación de selfies sonoras, difundir risas, solemnidades, autoentrevistas, crónicas de lo no ocurrido, sonidos del más acá, etcétera”

Luego vino el turno del conversatorio entre Charlotte de Beauvoir, francesa residente en Colombia que ofreció conceptos sobre la creación cada vez más creativa de documentales sonoros, y Hernán Risso, de Argentina, quien aportó la experiencia de una emisora emplazada en un centro clandestino de detención durante la dictadura, y cómo deben tomarse riesgos sonoros y explorar narrativas para contar historias, sobre todo de Derechos Humanos.

La jornada terminó con la conferencia de Janete El Haouli, musicóloga, radioasta y productora brasileña quien nos trajo conceptos acerca de la experimentación sonora, y nos hizo escuchar a los pioneros de las vanguardias artísticas y sonoras para mostrarnos cómo el sonido, el silencio, el ruido, la voz y la música, son materias de creación y de generación de sensaciones.

Hacer insalubre la radio pública

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.