Herramientas para construir un guión

Qué tener en cuenta para hacer una historia.

El guión

El guión o libreto es nuestra hoja de ruta, son las instrucciones que establecemos para grabar y editar una historia. Es la forma de organizar y concretar lo que tuvimos como idea. Para la ficción, la verdadera creación artesanal empieza aquí: escribimos imaginando cómo sonaría. Veamos algunos elementos y tips para contar con un guión completo, que resista las preguntas que le hagamos y por ende, tenga consistencia como historia terminada.

Si bien existen modelos que nos ayudan a poder desarrollarlo, esto también puede estar sujeto a lo que entendemos nos sea más práctico a nuestra manera de trabajar, pero hay guías básicas que nos van ayudar a ordenar nuestros contenidos y sobre todo de la manera que queremos que se desarrolle nuestro proyecto. Hay varias formas gráficas de hacerlo: lo importante es que nos entendamos, y que logremos hacer una verdadera traducción de lo que escuchamos en nuestras cabezas al papel. Y luego, del papel a obra sonora.

Elementos

Storyline

Existe un paso previo a la escritura del guión final: determinar claramente de qué va nuestra historia, qué es lo que realmente queremos contar. Esto técnicamente se denominan storyline o sinopsis. Este término se utiliza para designar, con el mínimo de palabras posibles -de 4 a 5 líneas de texto máximo- el conflicto matriz de nuestra historia.

Así la SL deberá contener los elementos esenciales de la historia:

-La presentación del conflicto
-El desarrollo del conflicto
-La solución del conflicto

Si bien esto puede referir a una narrativa muy tradicional, creemos es fundamental poder llegar a esta abstracción, para poder ordenar bien nuestras ideas y no perder el rumbo de lo queremos contar, más allá que después -y a la hora del desarrollo e inclusive de la edición- la estructura se pueda romper con una narrativa no lineal.

En definitiva, esto que se conoce como estructura de 3 pasos se podrían llegar a traducir como:

-Sucede alguna cosa
-Alguna cosa debe de ser hecha
-Se hace alguna cosa.

Más simple aún: presentación, desarrollo y desenlace.

Plot points

Estos tres estados de nuestra historia, está marcado a su vez por dos puntos interiores, que se encuentran justo en entre ellos -entre la presentación y el desarrollo y entre éste y el desenlace- y se denominan plot points o punto de giro. Son puntos importantes que muchas veces están determinados por actos, hechos, incidentes y hasta el descubrimiento de algún dato clave en el caso de una investigación, que hacen girar a la historia, le agregan un toque dramático y sobre todo hacen avanzar a la misma, muchas veces hacia algún lugar inesperado. Lo que la hará ganar la atención de oyente y hacerla más entretenida. Prestemos atención a que aparezcan esos plot points.

Esta estructura que se aplica a una pieza individualmente, también es aplicable a un proyecto seriado, que contenga episodios: cada uno de ellos deberían se estructurados de esta manera. Pero también en este caso, lo tendríamos que tratar de mantener el caso de una serie, es decir, si pensamos una serie de por ejemplo 9 episodios, deberíamos dividir el total en 3 grupos de 3 episodios. Y así.

Estructuras narrativas

Bajo estas simples reglas, puede ser divertido y revelador pensar formas de subvertirlas. La estructura narrativa de introducción-nudo-desenlace puede estar presente de forma no lineal, es decir, que lo primero que se escuche de la pieza sea la última escena de la historia, que luego habrá que desandar, como en el siguiente ejemplo:

Sucesos Argentinos. Radio Nacional.



Conflicto

Es el enfrentamiento de fuerzas y personajes, a través del cual se organiza y se desarrolla hasta el final nuestra historia. Es lo que la mantiene viva y sobre todo, es lo que nos hace seguir escuchándola. Por eso, una vez elegida la temática de nuestro proyecto, tenemos que indagar, encontrar y enfatizar este punto para poder mantener la atención del oyente.

Acciones

Aquel conflicto que mueve la historia, que es ayudado por los plot points y expresado en una estructura narrativa, es desarrollado mediante las acciones, aquello que va pasando. Las acciones van haciendo avanzar la historia, y se estructuran en escenas. La escena es una unidad de acción que sucede en determinado momento y en determinado lugar. Las acciones viven para las audiencias a través de los diálogos de los personajes, pero no pensemos que eso es lo único posible. También está el papel del narrador o narradores, y podemos pensar en escenas enteras basadas en paisajes sonoros o en acciones sin palabras. También experimentar con la combinación de materias sonoras. Así como veremos en este curso la utilización de ficción en contenidos periodísticos, tengamos en cuenta la posibilidad de integrar documentos históricos, audios de archivo, sonidos reales como insumo de nuestras acciones y escenarios.

Personajes

Durante nuestra historia, pasarán cosas, pero esas cosas son consecuencias de actos que finalmente son desarrollados por alguien. El o la protagonista puede ser una persona, pero también puede ser un grupo de personas, y hasta inclusive en algunos casos el protagonista puede ser un hecho. Puede ser la determinación de de un incidente, y el incidente la ilustración del mismo. Es el abanderado de nuestro proyecto, el que se va abriendo camino a través de todos los escollos que la historia le va poniendo en el camino y que los sorteará con éxito o no. Tenemos que definirlo bien y hacer de él nuestro héroe, más allá del destino que le toque en suerte.

Una buena recomendación es hacer un árbol de personajes participantes de la historia y asignarles roles, como aśi también -sobre todo al protagonista y sus principales ayudantes o antihéroes- sus características. Esto puede ser muy útil a la hora de hacerlos entrar en acción: cuanto más conozcamos a esas vidas que estamos creando, más coherentes serán sus dichos y acciones, tendrán más lógica en relación a la historia y brindará mayor verosimilitud. Hagamos una lista de todas las características que se nos ocurran que tienen los personajes, por más que luego esas características no aparezcan. Lo que estamos haciendo es conocerlos nosotros/as. Origen, historia, aspecto, gustos, familia, hobbies, estudios, trabajo, manías, hábitos. Una vez que lo hacemos, entrevistemos a nuestro personaje, hagámosle preguntas, pongamos a prueba la consistencia de esa vida ficticia que estamos creando.

Todos estos elementos serán insumos para poder definir nuestro proyecto. En definitiva se terminarán convirtiendo en un una suma de diálogos, sonidos, testimonios, palabras, músicas, y todo lo que se nos ocurra utilizar a la hora de definir la estética y el carácter de la obra. Es importante conocer todos los elementos posibles y presentes en la confección de una historia y un guión, pero démosle una vuelta de tuerca y probemos qué sucede cambiando un elemento de lugar, remplazando, modificando. En esos simples ejercicios radica la posibilidad de innovación. Darnos la oportunidad de hacer algo diferente y hacernos preguntas es la diferencia entre un contenido correcto y un contenido deslumbrante.

Para pensar

¿Cómo puedo hacer una estructura narrativa diferente?

¿Se me ocurre un guión para radiodrama sin usar palabras? ¿Y sin usar la voz?

¿Cómo puedo identificar sonoramente a un personaje cada vez que aparece?

¿Cómo puedo anotar indicaciones de interpretación para la actuación de cada personaje?

¿Puede una historia cambiar completamente sus personajes del nudo respecto de la introducción y del desenlace respecto de todo lo anterior? ¿Cómo?

Materiales de interés

El radiodrama en la comunicación de mensajes sociales. Apuntes teórico-prácticos para la producción integral. Francisco Godinez Galay, Ediciones del Jinete Insomne, 2012.

 

Herramientas para construir un guión

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.