Internet Archive: mucha libertad y simpleza brutal

En esta tercera entrega repasamos el Internet Archive, con pocas opciones de personalización del reproductor pero con una variedad interesante de licencias y formatos libres.

El enfoque en este caso es completamente diferente a las plataformas reseñadas anteriormente: no estamos utilizando una plataforma para subir audios y obtener un reproductor que podamos embeber en nuestro sitio. Lo que estamos haciendo es acceder al Archivo de Internet. Asombroso.

Creamos nuestra cuenta, con muy pocos datos, a través de algo llamado “library card” porque todo tiene aspecto de ser algo más grande de lo que es (¿o tal vez es enorme? creo que estoy un poco irónico hoy…), y nos llega un mail de confirmación: en dos pasos bien simples tenemos nuestra cuenta gratuita.

Subida

Para subir un audio presionamos la famosa flechita, que en verdad no lo es tanto pero se parece muchísimo a la que habitualmente representa “descargar”, y nos aparece la opción de “upload files” (subir archivos). Con una breve explicación encima que detalla nuestras opciones de contribución. Otra vez la historia le da una dimensión enorme a nuestro audio… Para subir es muy simple todo: el arrastrar-y-soltar tan famoso o podemos elegir desde una carpeta de nuestro disco duro.

Cuando seleccionamos el audio, aparece la interfaz de subida: varios campos de información que podemos completar (algunos son obligatorios) y una “cola de subida” en el lado derecho, donde aparece en este caso el archivo seleccionado (podemos elegir varios).

metadatos

Es muy completo el formulario de información de subida. Podemos seleccionar el nombre del archivo, así como también la URL que tendrá en archive.org. Además podemos agregarle una descripción, los correspondientes tags y tiene un campo para determinar la autoría de lo que subimos. Podemos también seleccionar la fecha, por lo que no tiene que ser necesariamente la actual, así como agregarlo a una colección. Las distintas colecciones son: community audio, software, texto o video.

Para completar los datos de nuestro archivo podemos seleccionar el idioma y la licencia. En el campo de la licencia podemos elegir solamente entre opciones libres, iniciativa que celebramos y por la cual destacamos archive.org por entre las distintas plataformas que analizamos en esta serie de artículos. Nuestro contenido, puede tener: licencia “no rights reserved” (sin derechos reservados); o bien todas las opciones de licencias Creative Commons (permitiendo remixes, prohibiendo uso comercial, o solicitando compartir igual), con sus distintas combinaciones; o bien ser de dominio publico.

Por último, podemos agregar nuestros propios metadatos, en una opción completamente personalizable en la que podemos seleccionar el nombre del dato y el valor, algo que no aparece en ninguna de las opciones hasta aquí revisadas, de ninguna de las plataformas. Otro detalle que celebramos de archive.org.

Cuando terminamos de completar todos los metadatos del archivo que estamos subiendo, le damos “upload” y archive.org procesa el archivo creando una página donde estará alojado el audio.

página de nuestro audio

Reproductor

Al finalizar la subida del audio, estamos ya en la página web que lo aloja dentro de archive.org, desde donde podemos reproducir el audio y aparecen varias opciones de descarga: podemos descargar el archivo en .mp3, a través de torrent o en el formato .ogg (libre y abierto – ¡viva!), además de algunas opciones más, que incluyen la descarga del espectrograma de nuestro audio (!!!). Notable, sin dudas.

metadatos y espectrograma

Compartir

Con un clic en la famosa flechita de compartir podemos acceder a las opciones para distribuir nuestro audio en redes sociales u obtener el código par embeberlo en nuestro sitio web.

El reproductor, que pueden observar abajo, no tiene ninguna opción de personalización (lo que nos puso muy tristes) y es tan simple como básico. Sería interesante poder personalizarlo de alguna manera, aunque sea para poder seleccionar la opción de habilitar la descarga. Si hacemos clic en el ícono de archive.org nos lleva a la página de nuestro audio y allí tenemos todas las opciones mencionadas más arriba.

Si nos damos un poco de maña, por otra parte, podemos personalizar el ancho y la altura del reproductor, modificando los valores en el código HTML que nos provee para embeber el reproductor (prueben modificando los valores “width” y “height” a gusto, sin riesgo alguno)

Internet Archive: mucha libertad y simpleza brutal

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.