Las comunidades en el periodismo sonoro

Integrar a la comunidad como parte de nuestros contenidos.

Las comunidades en el periodismo de hoy no son simples recipientes de información ni de consumo. Son hoy más que nunca agentes de contenido, movilizadoras de relatos y re-editoras con público propio por cuenta de las redes sociales, el acceso tecnológico y las agendas propias.

En este módulo queremos darle un foco especial a la intersección entre periodismo sonoro y la cocreación con las comunidades para darle un sentido y una amplitud a los contenidos que hoy podemos ofrecer fortaleciendo esta relación.

Herramientas para integrar a la comunidad

¿Cómo integrar las voces y las opiniones de las comunidades en el periodismo sonoro? ¿Qué oportunidades de colaboración se pueden desarrollar?

La participación de las comunidades pasa por concebir su autonomía y capacidad creativa como un valor aprovechable para generar contenidos de información generada desde los territorios y sus protagonistas. Hay un poder y una autoridad en sus narrativas que enriquecen la posibilidad de agregar valor a la información con sus ideas, sus opiniones y sus acentos.

En esta parte del curso, proponemos cinco dimensiones:

  • Fuentes y puentes de información: producir y circular juntos
  • Narractivismo comunitario: ser ninjas de la información
  • Co-creación: un formato y múltiples colaboradores
  • Campañas dentro y fuera de la cabina.

Fuentes y puentes de la información

A menudo consideramos a las comunidades como una de las fuentes a tener en cuenta en la información que recabamos, pero no siempre su voz es el titular principal ni el tema que más se resalta. Por el contrario, son las voces institucionales y empresariales las más escuchadas y a veces en detrimento de las voces locales y comunitarias.

Vamos a ver algunos ejemplos en que esa ecuación se transforma produciendo excelentes resultados. Para ello, sugerimos ver la voz de la sociedad organizada y de sus líderes sociales como el constituyente primario de toda democracia y alentar a la sociedad en su conjunto a escuchar sus posiciones, experiencias y sugerencias que si bien no serán homogéneas, sí serán diferenciables de la voz oficial que suele tener mayor eco.

Revisaremos algunas estrategias como el vox pop para sondear las ideas, conocimientos y opiniones de la comunidad y cómo se pueden enlazar los contextos locales con una perspectiva de la información de alcance global.

También tiene que ver con el contenido que está inmerso en la vida cotidiana de la gente y sus historias que revelan el acontecer local o los impactos de las decisiones centralizadas en la vida de las personas. Cuando tenemos en cuenta variables con la diferencia de las lenguas y culturas, la demografía, la geografía o los intereses para establecer una relación participativa con la ciudadanía de forma plural estamos ampliando el espectro de nuestro periodismo a una escala realmente polifónica.

Narractivismo comunitario: encadenamiento de voluntarios

La disputa de narrativas es una realidad en una época de fake news (noticias falsas) y concentración de medios. La comunicación comunitaria en América Latina se ha planteado la necesidad de un activismo narrativo, con el aprovechamiento de las nuevas herramientas digitales. Se trata de un periodismo en directo que se realiza desde la calle y se expande en directo por plataformas digitales. Y, a su vez, tiene la fuerza de realizarse con otros pues de lo que se trata es de generar un encadenamiento de voluntarios que expanden dentro de sus públicos de manera que no es una cámara o un reportero sino una red la que está en acción.

En la perspectiva de obtener un equilibrio informativo capaz de contribuir al debate de las ideas y al análisis con el punto de vista de las comunidades organizadas y los movimientos sociales, se busca generar opciones con canales de difusión y presencia en el espectro para que la población local se sienta escuchada y representada.

Tiene distintos usos: la cobertura de un evento, una rueda de prensa, la recolección en proyectos narrativos de testimonios o historias de ficción, también el reportaje de denuncia, series temáticas (de televisión, prensa, radio) o la construcción de crónicas y perfiles. Y, su vez, es una acción con un propósito editorial y de incidencia en tanto moviliza, posiciona, se vive y se transmite con la inmediatez que permite una buena conexión de Internet y un smartphone (teléfono inteligente).

Un ejemplo relevante de narractivismo comunitario es la experiencia Midia Ninja , en Brasil. El “periodismo ninja” surge para hacer el cubrimiento de las protestas de Brasil desde el punto de vista de los manifestantes.

Lo esencial radica en que no se trata solo de un mensaje en red sino de una gestión en red de la información. Cualquier persona puede devenir “ninja” y movilizar un contenido propio a través de sus transmisiones, editoriales y cubrimientos que se convierten en una oferta en el escenario mediático.

Por otro lado, la firma “NINJA” es una firma colectiva que salvaguarda a los reporteros y los puede proteger ser importante para procesos de periodismo de investigación con algún nivel de riesgo.

Veremos el caso de Midia Ninja:

Cocreación: Producción de series e informes especiales

Hay contenido caliente que necesita un trabajo inmediato, ágil y oportuno, pero hay un contenido frío que necesita mayor elaboración con la promesa de convertirse también en contenido más perdurable. Algo así como más elaboración, más duración de éste.

De eso se trata: de indentificar temas y formatos para producir especiales y series de historias que sigan una premisa común, un formato y quizá un perfil de lo que se busca para encontrar distintos colaboradores dispersos en distintos barrios, regiones y puntos de referencia.

Aprenderemos a elaborar o seguir un instructivo de trabajo sencillo que nos permita buscar historias y luego acopiarlas y ponerlas en una plataforma colectiva, capaz de representar distintos lugares y perspectivas.

Campañas y comunidades de acción

Las campañas suelen ser momentos intensivos de creación de mensajes para llevar ideas de cambio o motivar una discusión pública en línea u offline.

Un medio puede proponer hacer una campaña con múltiples colaboraciones con herramientas digitales o convencionales en espacios comunitarios.

Podemos adelantar una campaña para hacer un llamado a la acción con creatividad colectiva.

Algunas tareas como definir el objetivo, los mensajes, el formato, los aspectos operativos de producir y difundir y formas de evaluar el impacto es un proceso que se puede tener en cuenta para ofrecer una faceta de posicionamiento a nuestros medios y las posibilidades de apoyo con las comunidades.

Para pensar

¿Aparecen las voces de la comunidad en nuestros contenidos? ¿Cómo?

¿Qué fuentes usamos para elaborar nuestros contenidos periodísticos?

¿Qué relación entablamos con nuestras audiencias?

¿Cómo sería una producción basada solamente en la voz de la comunidad?

Materiales de interés

Midia Ninja http://midianinja.org/

Comunicar derechos en el postconflicto. Caja de herramientas y estrategias.

Las comunidades en el periodismo sonoro

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.