Nuevas reflexiones sobre #MiniRadio

Apuntes sobre las instancias de producción y escucha de piezas radiofónicas de menos de 15 segundos.

En el proceso de producción de #MiniRadio, una de las primeras cosas sobre las que reflexionamos fue la instancia de escucha. Estamos produciendo piezas radiofónicas de 5 o 10, de 15 segundos como máximo: ¿Quién va a escucharlas? ¿Cómo? ¿Dónde?

Pensamos en publicarlas vía Twitter y ahí apareció una respuesta casi espontánea a algunas de nuestras propias preguntas: la reproducción tenía que ser inmediata, a un clic, al alcance de nuestro dedo.

Luego analizamos en cuáles de las redes sociales se puede obtener una reproducción inmediata. Vimos que los videos de YouTube se reproducían muy bien en todas las plataformas de la aplicación, como también en la versión web de Twitter. En el camino descartamos SoundCloud, que funciona y luce muy bien, porque en algún momento aparecen las limitaciones de espacio, en las cuentas gratuitas.

Y empezamos a pensar en los montones de audios que hay en YouTube, con una imagen fija de fondo, estática durante toda la reproducción. Y decidimos ir, casi, por ese mismo camino, confirmando —mientras— el enorme uso radiofónico que se le da a YouTube, mucho más de lo que se asume. Hasta que, todavía en la instancia de producción y realización de las piezas, empezamos con algunas pruebas.

Con pequeñas sutilezas a la hora de la reproducción del audio —¿ya convertido en otra cosa?—, empezamos a jugar con el punto sobre la segunda “i” del hashtag #MiniRadio y el juego no terminó nunca.

Remarcamos nuevamente la importancia de jugar, de dejar fluir la imaginación y de plasmar las ideas que salen de allí. Si no son las indicadas, otra parte de nuestro cerebro se encargará de eso. Pero la recomendación que traemos, es que nunca se deje de jugar y de probar las ideas nuevas, por más alocadas que sean. Después se puede acomodar, formatear, corregir, reencausar… pero siempre partiendo de la creatividad, del juego y de la imaginación.

Empezamos entonces a realizar cuasi-videoaudios-animados —¿cómo podemos llamarlos? ¿son videos? ¿son animaciones? ¿qué pasa con los audios?— siempre como segunda instancia. El trabajo en profundidad es con las piezas audio, las ideas parten desde el trabajo de lo sonoro.

Cuando la pieza de audio está lista, e incluso ya subida o publicada en nuestra página web, empieza la etapa de producción del contenido formateado para YouTube. Y allí los resultados pueden ser de los más diversos. La playlist completa del Proyecto #MiniRadio es un muestrario de ello:

Nuevas reflexiones sobre #MiniRadio

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.